Telerrehabilitación

La telerrehabilitación es una rama de la telemedicina, en la cual se entrega atención de rehabilitación en forma remota. Desde su aparición en 1996, características sociales, demográficas, económicas y geográficas, así como presiones originadas en la pandemia de SARS-COV 2 han generado una enorme presión por implementar esta modalidad a una escala que no se había visto previamente.

En este artículo discutiremos algunas ideas en torno a la telerrehabilitación, su impacto, efectividad, costos, modalidades, etc.

Antecedentes:

Chile es un país con alrededor de 18 a 19 millones de habitantes, de los cuales un poco menos de la mitad vive en la región metropolitana (RM). Lamentablemente una gran proporción de los centros con capacidad resolutiva avanzada, así como especialistas (poner referencia de la revista médica de Chile) se encuentran ubicados en la RM. Esto hace que la población adulta que presenta discapacidad y que vive en áreas alejadas de la RM presenten dificultades para acceder en forma oportuna a atención especializada

El resto de los habitantes se encuentran distribuidos en varias grandes ciudades a lo largo de todo el territorio nacional. La geografía de nuestro país presenta desafíos únicos para el transporte.

¿Qué se entiende por telerrehabilitación?

Todas las definiciones de telemedicina y telerrehabilitación coinciden en la presencia de al menos tres ingredientes: una prestación de salud, la presencia de barreras como distancia o capacidad de transporte, y el requerimiento de alguna forma de comunicación a larga distancia.

Las prestaciones de salud pueden ser de lo más variadas: ingreso de pacientes nuevos, seguimiento y control de pacientes conocidos, telemonitoreo (glicemia, presión arterial), sesiones terapéuticas (psicología, kinesiología, fonoaudiología, etc). Las barreras para la atención presencial también son variadas: distancia con centros de salud, capacidad de moverse, o transportarse, independiente de la distancia, evitar acudir a centros de salud en forma innecesaria (pandemia). Respecto a las formas de comunicación, si bien tanto el  teléfono como internet son los canales principales de comunicación, otros medios también se consideran como formas de comunicarse. Por ejemplo, enviar un CD o DVD con videos con ejercicios puede ser una forma efectiva de telerrehabilitación. De la misma manera, si hay interacción en tiempo real con el paciente se denomina sincrónica u online, mientras que aquella que ocurre por canales en los que no hay interacción (ver un video pregrabado) se denomina asincrónica u offline.

Ventajas y desventajas de la telerrehabilitación

Dentro de las ventajas de la telerrehabilitación podemos nombrar

  • Continuidad de la rehabilitación
  • Reducción de costos
  • Aumento de la cantidad de terapia
  • Mejor experiencia de rehabilitación (juegos)
  • Seguimiento

 

Hachi Manzur

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *